Teletrabajo: ¿Está Chile Preparado?

Si bien Chile tiene desplegada una infraestructura de telecomunicaciones para cubrir diversas necesidades de comunicaciones, como el acceso a Internet, telefonía celular o la transmisión de datos, aún persiste una importante brecha con un número de localidades desconectadas o sin las condiciones básicas requeridas.

El “Estudio y Recomendaciones Sobre la Resiliencia de la Infraestructura del Internet Chileno”, realizado en 2018 gracias al esfuerzo conjunto entre NIC Chile y CORFO, el país aparece con una infraestructura de Internet de nivel crítico frente a alguna falla que pudiese afectarla. El estudio establece que el diseño actual de la red está pensado en la provisión de entrega de buena conectividad y calidad a las grandes ciudades, pero no al resto de ciudades, pueblos y localidades.

El Estudio concluye que “la infraestructura de la Internet Chilena no permite tener un país completamente conectado”. Además, el nivel de resiliencia (tolerancia a fallas, ataques y catástrofes) de la red frente a diversos eventos es 0 (cero).

¿Por qué importa todo esto? Simplemente porque adoptar algún modelo de Teletrabajo tiene como requerimiento esencial el buen acceso a servicios de Internet. Esas condiciones, solo están en las grandes ciudades y con un nivel de resiliencia de 0. Y he aquí un primer gran problema.

No se cuenta con resguardos en los servicios Internet que pueda darle alguna garantía a la continuidad de las operaciones remotas del Teletrabajo. De esta forma, desarrollar alguna política de Teletrabajo en Chile, ya sea Pública o Privada, hoy día se hace sobre bases débiles de infraestructura de conectividad, lo cual no permite a las organizaciones comprometer algún grado de calidad de servicio a la operación local y menos a eventuales servicios internacionales.

El Movimiento Social en Santiago del 18-O no solo movilizó a la ciudadanía si no que remeció al sistema productivo, estatal y académico. El golpe a la infraestructura del transporte de la capital, demostró lo crítica que es, lo que complicó e impidió por varias semanas a cientos de miles de Santiaguinos ir con normalidad a sus trabajos, lo que impactó en los índices de productividad.

Algunas organizaciones (las más preparadas) optaron por aplicar estrategias de Teletrabajo para sus ejecutivos, de manera que pudiesen avanzar en las tareas que podían hacer desde su propio hogar y que no requerían de una total supervisión ¿Cuántas entidades estaban realmente preparadas para aplicar una estrategia de Teletrabajo? ¿Disponían de las plataformas tecnológicas para enfrentar esta forma de trabajo? ¿O fue una improvisación más que una acción debidamente planeada y bien sustentada?

Es altamente posible que las entidades solo ubicaron a sus ejecutivos más lejos no más (en sus hogares), asumiendo que ellos debían seguir haciendo lo mismo. También era probable que las entidades no tuviesen plataformas de trabajo remoto compatibles con la operación diaria y varias tuvieron que improvisar y utilizar herramientas tecnológicas de terceras partes para el desempeño virtual como correo electrónico y agenda electrónica, almacenamiento de archivos en la nube y videoconferencias, provistas por Google o Microsoft en sus versiones “freemium”.

Quienes no contaban con un computador en sus hogares o no tenían una conexión a Internet, quedaban impedidos de participar en la estrategia establecida o improvisada, y estaban obligados a concurrir presencialmente a la oficina, aunque su rol pudiese realizarse en forma remota.

Una política pública en Teletrabajo puede alinear a las distintas dimensiones de este ecosistema del trabajo para responder apropiadamente a las demandas operativas. Una política pública puede exigir que los servicios Internet en Chile cambien el nivel de resiliencia 0 por uno que permita a las organizaciones beneficiarse de estas estrategias. Una política pública con los respaldos sectoriales puede lograr los ajustes a las leyes laborales. Una política pública bien planeada, que mira por el bien común y el bienestar de la nación, puede marcar un cambio relevante en nuestra evolución.

Perfil del autor

Cristian Ocaña
Asesor visionario centrado en generar redes en industrias como la ciberseguridad, la educación y el gobierno. Está profundamente comprometido con la tutoría de nuevos emprendedores en redes sociales y nuevas empresas de TI.